México 1 vs Venezuela 1

mx vene

Por Alina Escobedo

Notifax.- 22 partidos sin derrota. Ésa es la meta que alcanzó hoy el TRI tras el sufrido empate ante Venezuela. Los de verde tuvieron que sudar y sortear la dura defensa de un cuadro venezolano que se había adelantado en el marcador y había complicado el accionar colectivo de México. La vinotinto demostró que es un rival serio, que resultó una dura prueba para el representativo mexicano.

Cómo viene siendo en esta Copa América, y con los cuartos de final en la mira, Osorio rotó casi a todo el once titular, dándole oportunidad a Corona, Torres Nilo, Reyes, Aguilar, Molina, Guardado -quien volvía de suspensión-, Lozano y Peralta, arrancaban para acompañar a Moreno, Herrera y Aquino. Venezuela, demostró que su triunfo a Uruguay no fue casualidad, y desde muy temprano en el partido. Un cobro de falta, un descuido en defensa tras la peinada inicial y una volea espectacular de Velázquez dio la ventaja a la vinotino. A remar contracorriente, un escenario poco familiar para el TRI en la era de Osorio.

Las cosas se complicarían cuando Aquino no logró recuperarse tras una dura entrada. Tecatito Corona tomó su lugar y México asedió a Venezuela durante todo el primer tiempo, pero no logró vencer a un Hernández que repelió con éxito todo lo que iba en dirección a portería, mientras que sufrían defensivamente cuando Del Valle y Peñaranda tomaban la pelota. El TRI intentaba, pero Venezuela se multiplicaba en la zona baja para defender su mínima ventaja.

En la segunda parte, ingresó Layún, buscando aún mayor profundidad por las bandas. Pero una vez más, Hernández se crecía y a Peralta no le llegaba un balón a modo para rematar. Pasaban los minutos y México comenzaba a vislumbrar a Argentina en su horizonte de cuartos de final. Así que Osorio sacó a Molina y apostó por Chicharito para buscar el empate.

El TRI Insistía e insistía y los minutos transcurrían, y entonces llegó algo que no es muy usual en el futbol mexicano: una jugada individual de calidad mundial. Corona arrancó con la pelota cosida a sus pies, y con regates desparramaba rivales, entró al área y por fin venció a un portero que lucía imbatible. Golazo que daba justicia al marcador. Golazo que daba el liderato del grupo. Golazo que alejaba a la Argentina de Messi.

Hubo algunos intentos más, pero el marcador ya no se movió. Venezuela fue un duro escollo para este TRI que no conoce la derrota, pero sí sabe lo que es sufrir y tener el carácter para superar los momentos complicados que se presentan en los partidos. También deja claro que Osorio sabe corregir sobre la marcha y ajustar para darle al equipo las mejores posibilidades para obtener los resultados.

Falta saber quién será el rival en cuarto. Chile o Panamá están en la recámara. Ha llegado la hora del todo y nada. Pero este equipo ha demostrado que está listo y que están decididos a mostrarse como rivales serios candidatos al título.