Brasil afina detalles tecnológicos para Copa del Mundo

brasil

México, DF, (NOTIFAX) .- La multinacional Siemens ha suministrado tecnología a Brasil por valor de 1,000 millones de euros con destino a doce estadios en los que se jugará la Copa Mundial de Fútbol 2014, además de infraestructuras de transporte y energía. El Estadio Nacional Mané Garrincha en Brasilia, es uno de los buques insignia de los desarrollos del la firma alemana para esta competición.

El gigante alemán Siemens ha reforzado en los últimos años su oferta para grandes eventos deportivos. “Nuestros desarrollos tecnológicos marcaron la diferencia en los Juegos Olímpicos de Londres y también están presentes en algunos de los estadios más importantes del mundo como el Allianz Arena de Múnich o el Moses Mabhida de Durban, en Sudáfrica”, señala a Sinc Francisco Rincón, responsable de estrategia corporativa de la filial española del grupo.

Según Rincón, en estos estadios Siemens aportó equipamiento avanzado en control de accesos, video vigilancia, sistemas de pago, iluminación, etc. Y en la instalación sudafricana se encargó además de proyectos de infraestructura en las proximidades del estadio.

El centro de control que desarrolló para los Juegos Olímpicos de Londres “fue un éxito total”, dice Rincón. “El diseño contemplaba que ante cualquier catástrofe o momento crítico, se crearan corredores de salida de emergencia y se priorizaran carreteras o determinados medios de transporte como autobuses o metro. También se garantizaba el suministro de energía en infraestructuras críticas mediante redes inteligentes”.

Las soluciones tecnológicas para grandes eventos deportivos las desarrolla esta firma junto a socios como Atos, que se encarga de toda la gestión de tecnologías de la información de los juegos olímpicos, y a través de su propia filial Siemens Convergence Creator, con sede en Viena. Esta subsidiaria cuenta con 2,000 ingenieros de software dedicados a desarrollar aplicaciones para este tipo de acontecimientos, explica Francisco Rincón.

Catalizador de inversiones

En Brasil, Siemens lleva trabajando con la organización de la Copa Mundial de Fútbol desde antes de que se presentara la candidatura del país. La empresa tiene pedidos por unos 1.000 millones de euros en soluciones tecnológicas, tanto para los doce estadios que participan en la competición como para infraestructuras de abastecimiento de agua, energía, seguridad, sistemas asistencia sanitaria y de transporte.

Según Siemens, los grandes eventos como una copa mundial son habitualmente un catalizador para las inversiones en infraestructura del país anfitrión. Sin embargo, de estos desembolsos, únicamente entre el 10% y el 20% se dedican específicamente a los estadios.

Rincón señala que la tecnología de Siemens ya se está empleando para monitorizar los estadios seleccionados para albergar los partidos del mundial con su video vigilancia. Además, la compañía también ha suministrado el sistema de protección contra incendios para el Castelão Arena en Fortaleza.

Estadio Nacional Mané Garrincha

Para Siemens, la instalación estrella de esta competición es el Estadio Nacional Mané Garrincha, en Brasilia, en el que ya se jugó la Copa FIFA Confederaciones de 2013 y que está equipado con la tecnología de automatización de edificios de la multinacional, que controla el consumo de agua y energía, el uso del aire acondicionado y los sistemas de seguridad.

“En la construcción de este estadio, que albergará siete partidos del mundial y que tiene una capacidad para 70,000 espectadores, se reutilizó mucho del material procedente de la demolición del antiguo edificio, lo cual le otorga una gran sostenibilidad”, comenta Francisco Rincón.

En el Mané Garrincha, Siemens ha instalado un sistema de climatización totalmente automatizado con 6,000 puntos de control, con el que, según Rincón, se obtiene un gran ahorro energético. También se ha encargado del sistema de vigilancia, que consta de 400 cámaras de seguridad. A esto se suman unos 6,000 puntos de detección de incendios. Todo ello gestionado desde una única unidad de mando con pantallas.

“Los operarios controlan todo el estadio desde un único punto al que también pueden acceder desde sus PDAs o sus dispositivos móviles que les permiten controlarlo todo: la energía, la seguridad, la iluminación, el propio edificio, el aparcamiento, etc. Y existe otro centro de control redundante por si algo falla”, añade.

Energía

Francisco Rincón insiste en que las inversiones en estadios son solo una pequeña parte del gasto en infraestructuras que requiere un acontecimiento como un mundial.

De hecho, añade, entre el 80% y el 90% se dedica a infraestructuras para las ciudades y para el conjunto del país como, por ejemplo, nuevas carreteras, sistemas de control del tráfico, aeropuertos, estaciones de metro, sistemas de seguridad, zonas residenciales, hoteles, instalaciones deportivas e incluso nuevas centrales energéticas como la que Siemens está finalizando, junto con otros socios, en Manaos, capital del estado de Amazonas, y una de las sedes de la competición.

“Se trata de una central de ciclo combinado, que se alimenta con gas y que tendrá una potencia de 580 megavatios. Uno de los retos energéticos que tiene Brasil la sustitución de los generadores de diesel, que generan muchísima contaminación”, dice el directivo.

Esta central señala ayudará a cubrir el aumento de la demanda de energía en la región por la celebración de este evento, al mismo tiempo que aumentará la estabilidad de su sistema de suministro de energía.

Además, la multinacional está suministrando soluciones para aumentar la capacidad energética del Aeropuerto Internacional de São Paulo, Guarulhos, en el que se espera un gran aumento de pasajeros.

También está llevando a cabo desarrollos para mejorar la red eléctrica en colaboración con el Operador Nacional del Sistema Eléctrico de Brasil.

Apuesta brasileña

Otro de los contratos logrados por Siemens para mejora de infraestructuras con vistas al Mundial de Fútbol ha sido con la empresa de suministro de agua Sabesp para la que ha desarrollado una solución inteligente que facilita el suministro de agua a los habitantes de São Paulo.

La compañía subraya que el logro de todos estos contratos para el Mundial de Fútbol de Brasil no es algo casual. “En el siglo pasado, Siemens desempeñó un papel fundamental en la modernización del país y en los últimos diez años, ha abierto nueve fábricas y ha creado 4,000 nuevos puestos de trabajo. Los planes son seguir creciendo en el país en invirtiendo en valor local”.