El mudo de la cultura lamenta la muerte de José Luis Cuevas

cuevas

CDMX, (Notifax).- Gran consternación  causó en el mundo de la cultura la muerte de José Luis Cuevas quien  falleció este lunes a la edad de  86 años; el presidente Enrique Peña Nieto lamentó el sensible fallecimiento del artista.

Cabe recordar que él  puso el nombre a la Zona Rosa   y que el año pasado la Galería Oscar Román le organizó una exposición antológica con obra que se remontaba a sus primeros años en la década de los 50 del siglo pasado. En 1992 inauguró el museo que lleva su nombre en el Centro Histórico que ya se preparaba para festejar sus cinco lustros de vida.

Asesorado por Lola Cueta, en el Mexico City College, realizó sus primeros grabados. En 1948 montó su primera exposición en el Seminario Axiológico. Su hermano Alberto, médico psiquiatra, lo llevó cuatro años después al manicomio La Castañeda, en la que tuvo como modelo a enfermos mentales. Expuso de nuevo en 1953, ahora en La Galería Prisse.

En la internacionalización de Cuevas jugó un papel protagónico el abogado y crítico de arte cubano José Gómez Sicre, arraigado en Estados Unidos, que en 1954 le invitó a exponer en la Unión Panamericana, en Washington, DC. Tres años después viajó a Filadelfia para ilustrar a Franz Kafka por encargo de la Editorial Falcon Press. El libro se tituló El mundo de Kafka y Cuevas.

Tras autoexiliarse tres años en Francia, regresó a México y en 1981 recibió el Premio Nacional de Ciencia y Artes en Bellas Artes. En 1992 se inauguró el museo que lleva su nombre en la casona conventual de Santa Inés, ubicada en Academia 13, Centro Histórico, cuyo patio es dominado por La Giganta, escultura monumental en bronce de ocho metros de altura.

Fueron muchos  los premios y reconocimientos otorgados a Cuevas, también las exposiciones en todo el mundo. El Museo del Palacio de Bellas Artes le rindió homenaje con una gran retrospectiva en 2008. El Centro Cultural Estación Indianilla montó en 2011 la exhibición de dibujo y escultura con obras de gran formato de la serie Animales impuros, que han sido expuestos en calles y espacios museísticos de México y de otros países.