La construcción del habitáculo, clave para no sufrir lesiones tras accidente de Alonso

contruccion

CDMX, (Notifax).- La “caja de supervivencia”, como se llama al lugar que ocupan los pilotos de la Fórmula 1, está construida de una mezcla de zylon y fibra de carbono, dos materiales livianos y resistentes, que hacen indestructible ese espacio.

Fernando Alonso se accidentó a más de 300 kilómetros por hora tras chocar con Esteban Gutiérrez, su McLaren rozó el Haas y chocó contra el muro de contención, voló hasta terminar contra una pared.

El piloto logró salir del habitáculo por sus propios medios y solo con algunas contusiones en las rodillas (que golpearon contra la barra de dirección). La construcción del espacio es uno de los de mayor desarrollo de la Fórmula 1.

Zylon, para muchos un elemento desconocido, para Alonso, el material que le salvó la vida. Esta fibra sintética fabricada por una empresa japonesa (Toyobo) forma parte de la Fórmula 1 desde 2007. Los recubrimientos del habitáculo del monoplaza que protege a los pilotos están hechos de este elemento que es un 60% más resistente que el Kevlar (otra fibra sintética que se utiliza en cascos y neumáticos) y 10 veces más que el acero.

Un hilo de un 1mm de Zylon es capaz de sostener un peso de 450 kg, algo que habla de su alta resistencia y de su utilidad para evitar que todo tipo de objetos, como piezas de otros coches o astillas de fibra de carbono, penetren en el cockpit y dañen al piloto. Además, desde que aquel muelle del Brawn de Barrichello impactó en el casco de Massa en el GP de Hungría 2009, las vísceras de los pilotos también llevan un tira de este material.

Y no solo eso, los cables que hacen que las ruedas no salgan despedidas en una colisión, algo fundamental para asegurar la seguridad de todos aquellos que acuden a un circuito, también están hechos de Zylon. Fuera de la Fórmula 1 su aplicación es infinita. Se aplica en chalecos antibalas, armaduras, en los globos espaciales y vehículos de exploración de la NASA, en la fibra óptica, en otros deportes como tenis y snowboard, etc.

Su extraordinaria resistencia a la tracción, su elevada elasticidad, su alta resistencia al fuego (sólo se quema en condiciones atmosféricas del 68% de oxígeno, lo que no se puede encontrar de forma natural en la atmósfera terrestre) y su increíble estabilidad térmica (únicamente se descompone a temperaturas superiores a 1.470 Cº), hacen que sea considerada la fibra más fuerte hecha por el hombre. Y Alonso, como tantos otros pilotos, da la gracias porque exista.

Dos proyectos de habitáculos semicerrados para los pilotos están actualmente en estudio en la Fórmula 1, de cara a la temporada de 2017, para mejorar la seguridad de los pilotos, un reto de máxima importancia, como demostró el accidente sufrido el domingo en Melbourne el español Fernando Alonso.

Fue sin duda la imagen más escalofriante del primer Gran Premio de la temporada, ganado por el alemán Nico Rosberg: Alonso salió sin apenas daños de un gravísimo accidente, en el que su coche sufrió muchos daños, tras haber tocado con el del mexicano Esteban Gutiérrez (Haas).