Alfonso Navarrete Prida, funge como interlocutor con los grupos Empleador y Trabajador

trabajador

CDMX, (Notifax).- En su calidad de Miembro Titular y Presidente del Grupo de los Gobiernos, México participó en Ginebra, Suiza, en la 329 Reunión del Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a fin de analizar los nuevos desafíos del mundo del trabajo y los retos en materia social.

La Presidencia del mencionado grupo coordina las labores de los 187 Estados Miembros de la OIT y México, en la figura del Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, funge como interlocutor con los grupos Empleador y Trabajador ahí representados durante el periodo 2016-2017.

El evento de dos semanas, que contó con la presencia de representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores de los países miembros, es el primero de tres reuniones que tiene programadas el Consejo de Administración en el año.

Sus resultados servirán a este órgano ejecutivo para conformar la agenda temática de la 106 Conferencia Internacional del Trabajo, el foro internacional más importante en materia laboral que se celebrará en junio próximo en la sede de la OIT, y al que el titular de la STPS asistirá al frente de la delegación tripartita de México.

Como Presidente del Grupo de los Gobiernos, la representación mexicana ha contribuido a alcanzar consensos con base en el diálogo social y la conciliación de las distintas opiniones de los grupos representados.

Destaca, de manera especial, la Declaración Tripartita de Principios sobre las Empresas Multinacionales y la Política Social (EMN), con el propósito de responder a las nuevas realidades económicas, sociales, de comercio y el crecimiento de las cadenas mundiales de suministro.

Durante la discusión de este instrumento, México intervino activamente como vocero del Grupo de los Gobiernos.

El Director General de la OIT, Guy Ryder, afirmó que la versión revisada de la Declaración sobre las EMN refleja un fuerte consenso entre gobiernos, empleadores y trabajadores, firmemente arraigado en la realidad actual, y ofrece una orientación clara sobre cómo las empresas, a través de sus operaciones, pueden contribuir a la realización del trabajo decente.

El Consejo de Administración también abordó temáticas como la protección social, el trabajo decente para el desarrollo sostenible, la formalización de la economía informal, la migración laboral, la innovación tecnológica y el futuro del trabajo, así como los mecanismos de revisión del cumplimiento de los derechos laborales.