Lo hecho en México es símbolo de calidad y confianza dentro y fuera del país: Enrique Peña Nieto

epn

CDMX, (Notifax).- Enrique Peña Nieto,  Presidente de la República, encabezó el relanzamiento del sello Hecho en México “como un incentivo que favorece la competitividad de los productos nacionales”.

“El impulso a lo hecho en México va armonizado al propósito de distinguirnos y de creer que lo que hacemos en México está hecho con calidad, y que sea una muestra más de lo que podemos hacer cuando nos mantenemos unidos y cuando creemos en nosotros mismos”, subrayó.

“Queremos que este sello Hecho en México sea un signo de calidad y confianza para los consumidores dentro y fuera de nuestro país. Que cuando alguien vea en un producto el distintivo con el águila mexicana, tenga la certeza de que está comprando un producto bien hecho y hecho en México”, enfatizó.

El Primer Mandatario también anunció que el día de hoy inició “el proceso formal de consultas para guiar la revisión y profundización de nuestro Tratado de Libre Comercio de América del Norte”.

“La consulta que hoy hemos iniciado y que hemos acordado con el sector productivo de nuestro país durará 90 días y comienza, además, de forma simultánea con la que el Gobierno de Estados Unidos llevará a cabo internamente para sus propios efectos. Al cabo de esos 90 días, habrá de iniciarse ya propiamente la negociación para la actualización de nuestro Acuerdo de Libre Comercio”, informó.

Señaló que con ello “estamos dando paso a un proceso acordado con el Gobierno de los Estados Unidos, que por igual inicia ya en aquel país, y que se da en el marco de este diálogo constructivo que queremos tener para construir el nuevo marco referencial en la relación entre México y los Estados Unidos”.

Indicó que todo ello está inscrito “en los diálogos que he sostenido, particularmente con Legisladores del Congreso de la Unión, con Gobernadores de nuestro país y con la sociedad en su conjunto”. Apuntó que “con todos los sectores productivos y con todas estas audiencias he compartido que México habrá de guiarse a través de cinco principios irrenunciables y que habremos de promover alcanzar al menos 10 grandes objetivos que anuncié en días pasados”.

Entre ellos, añadió, “está el ejercicio pleno de nuestra soberanía, el actuar en el marco de un amplio respeto para los otros países, y particularmente con los Estados Unidos establecer una ruta de diálogo, sí, pero de reconocimiento a que somos dos naciones soberanas que, sí es cierto, hemos expresado tener diferencias puntuales, pero, por otro lado, hoy queremos también construir a partir de las coincidencias”.

El Primer Mandatario resaltó que el relanzamiento del sello Hecho en México es producto de la colaboración entre el sector público y la iniciativa privada, particularmente encabezada por la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN).

Explicó que este sello “no significa distinguir si las empresas que lo realizan son nacionales o no. Lo importante es que esos productos están hechos por manos mexicanas, hechos con calidad, hechos con un pedacito del corazón y del alma de cada mexicano que va en cada uno de los productos que se realizan en nuestro país”.

Destacó que hace algunas décadas, cuando México decidió abrirse al mundo, “había voces internas que decían o condenaban que eso eventualmente no sería justo, porque la verdad es que íbamos a enfrentarnos a grandes empresas, a empresas muy posicionadas, a empresarios ya muy posicionados, que difícilmente iba a ser para México posible alcanzarles en sus condiciones de competitividad, de capacidad de producir con la misma calidad y con mejores precios. Y el tiempo dio la razón a la decisión que se tomó, que teníamos capacidad de abrirnos al mundo, de competir con los mejores y de ser mejores que el mundo”.

Agregó que “en México adoptamos hace 30 años un modelo económico basado en la apertura, la competencia y la integración productiva”. Gracias a esta apertura, continuó, “nuestro país compite hoy de tú a tú con los mejores y en los terrenos más exigentes del mundo”.

Resaltó que “hoy somos el primer exportador de manufacturas de media y alta tecnología de América Latina, como porcentaje del Producto Interno Bruto, y somos, además, el tercero dentro de las 20 economías más desarrolladas del mundo, sólo detrás de Corea del Sur y de Alemania”.

“Somos el primer exportador de televisores de pantalla plana, así como de refrigeradores. Somos el cuarto exportador de vehículos ligeros a todo el mundo. Pero además, otros sectores también han aprovechado esta apertura, como el sector agroalimentario, llevando a las diversas regiones del mundo productos emblemáticos de nuestro país como el aguacate, el jitomate o el tequila, por mencionar sólo algunos”, añadió.

Mencionó que incluso, gracias al talento de nuestra gente, “el mundo puede disfrutar de artesanías mexicanas como los alebrijes de Oaxaca, la talavera poblana, los rebozos potosinos, o el árbol de la vida hecho en el Estado de México, allá en Metepec”.

El Titular del Ejecutivo Federal explicó que el sello Hecho en México “es un impulso a lo que hacen las grandes empresas mexicanas, pero también las pequeñas y medianas empresas que están abriendo brecha y forjando camino”

“Es promoción, también, de lo que producen manos mexicanas que trabajan en empresas multinacionales, empresas que han hecho de México su segundo hogar y que además contribuyen de manera muy importante a la generación de miles de empleos en nuestro país”, precisó.

Puntualizó que “hoy hay que consumir lo mexicano, no sólo por serlo, sino porque son productos de calidad que compiten en los mercados y son la mejor opción para elegir”, en lo Hecho por México”, concluyó.