Se acabará con tráfico de influencias y privilegio de funcionarios: AMLO

Nacional

CDMX, (Redacción).- Andrés Manuel López Obrador, virtual ganador de la elección presidencial, dio a conocer cómo se desarrollarán las medidas de austeridad que anunció desde su campaña al tiempo que destacó los puntos que se llevarán a cabo para combatir la corrupción.

Afuera, en las inmediaciones de sus oficinas de la colonia Roma, leyó una lista de 50 puntos en que destacan los siguientes: terminar con las pensiones para expresidentes, que un presidente de la República pueda ser juzgado por delitos de corrupción, violación a las libertades electorales y daños a la Hacienda Pública.

Terminar con gastos de oficina innecesarios, acabar con los llamados “moches” y revisar contratos que causen daños a la Hacienda Pública.

Recalcó que se suspenderán por completo fueros y privilegios para funcionarios públicos.

Se reformará la Ley para considerar delitos graves el tráfico de influencias, la corrupción, la asociación entre funcionarios y particulares para cometer fraudes a la Hacienda Pública, el robo de combustibles y el fraude electoral en cualquiera de sus modalidades; las penas no permitirán al inculpado la obtención de la libertad bajo fianza.

La Fiscalía General contará en los hechos con absoluta autonomía, no recibirá consigna del presidente de la República y sus prácticas se apegarán al principio del derecho liberal según el cual: “al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie”.

La Fiscalía Electoral estará encargada de que las elecciones sean limpias y libres, a evitar la compra del voto, la coacción, la amenaza, el uso del presupuesto público y de bienes para favorecer a partidos y candidatos y castigar cualquier tipo de fraude electoral; su distintivo será la imparcialidad y su misión la de establecer en México una auténtica democracias.

La Fiscalía Anticorrupción será garante para evitar este mal que tanto ha dañado a México y no permitir bajo ninguna consideración el predominio de la impunidad, el mandato que recibimos del pueblo en las elecciones del 1 de junio de 2018 consistió, básicamente, de encomiarnos la apremiante tarea de acabar con la corrupción y con la impunidad., trátese de quien se trate, incluidos compañeros de lucha, funcionarios, amigos y familiares: “Un buen juez por la casa empieza”.

Todo funcionario deberá presentar su declaración de bienes patrimoniales, así como la de sus familiares cercanos y será pública y transparente en todos los casos.

El presidente de la República ganará menos de la mitad de lo que recibe el presidente Enrique Peña Nieto, sin ningún tipo de compensaciones.

No se comprarán vehículos nuevos para funcionarios.