Vive el invierno y las fiestas decembrinas en Quebec

quebec

CDMX, (Notifax).- La provincia de Quebec es uno de esos lugares especiales del mundo que en invierno se iluminan. Además de su decoración y de la energía que invade las calles, esta temporada –aparentemente fría– es un catálogo de actividades, eventos y experiencias que calientan el alma.

Si bien muchos podrían pensar que es época de guardarse, los quebequenses saben que es lo contrario: salir a disfrutar del paisaje es la propuesta. Hay muchas cosas que hacer y qué celebrar. A partir de finales de noviembre, con las primeras nevadas el espíritu navideño se extiende a lo largo del río San Lorenzo, festivales de invierno que transforman las ciudades, menús llenos de calorías y de mucho sazón conquistan los paladares y el cosmopolitismo de la sociedad multicultural canadiense se hace presente en los mercados, tiendas, museos, villas, spas, así como en  los bosques y lagos.

En la Ciudad de Quebec puedes practicar deportes invernales en el centro de la ciudad abrazado por una decoración que te hará sentir protagonista de alguna historia navideña salida de la literatura. No te pierdas los juegos de luces que reinventan historias sobre los inmuebles más emblemáticos y antiguos de la ciudad; existen diversos itinerarios para que conozcas, además, los secretos de algunas de las calles más hermosas de la metrópoli. Lánzate a hacer un recorrido excepcional como el que conecta a la Rue du Petit-Champlain, votada como uno de los mejores lugares de todo Canadá en 2014, con la Place-Royale, que alberga a la imponente iglesia Notre-Dame-des-Victoires.

¿Buscas algo más navideño? En laPlace de l’Hôtel-de-Ville y con el City Hall y la Basílica Catedral de Notre-Dame de Quebec de fondo peina el Mercado Navideño Alemán, famoso por sus adornos, descubre objetos únicos y no dejas de tomar el típico vino tinto caliente clásico de las tierras germanas; una probadita antes o después de patinar en una de las pistas de hielo más icónicas de la ciudad. Luego, date una vuelta por la Rue Saint-Jean, una de esas calles inolvidables del íntimo barrio de Faubourg Saint-Jean, donde podrás conquistará el espíritu local.

Vive la majestuosidad de Quebec y hospédate en el Fairmont Le Château Frontenac, uno de los símbolos arquitectónicos favoritos de citadinos y viajeros, o por lo menos haz el ritual del té; aunque si buscas más acción aviéntate por el tobogán que se encuentra en la terraza Dufferin y experimenta la velocidad en frío.

Para equilibrar la aventura blanca, date tiempo para deambular por la Avenue Cartier, el corazón de la vida cultural de Quebec. Visita el Musée National des Beaux-Arts du Québec, descubre galerías vanguardistas, boutiques, bares y restaurantes que dan personalidad al popular y visitado Distrito de Arte, el cual sintetiza el carácter bohemio de esta provincia con acento francés que suena a la música de Leonard Cohen.

Goza la arquitectura y la oferta culinaria que te ofrece desde sabores regionales, hasta platillos típicos de las primeras naciones sin olvidar el toque exquisito de la cocina francesa, mientras te preparas para la gran fiesta: la celebración de la noche de Año Nuevo, que en esta ocasión amenaza con ser espectacular ya que se celebran los 150 años de Canadá.

Si bien el evento al aire libre del 31 de diciembre es la cúspide del festejo, puedes empezar a practicar a partir del 27 con un programa extenso de actividades al aire libre para que disfrutes de la nieve; y en la vísperas del nuevo año únete a la comunidad local para dar la bienvenida al 2017 en una fiesta que se extiende desde el Parlamento hasta el Hotel Le Concorde. ¡A bailar!